sábado, 17 de marzo de 2012

Buscando huellas en Mar del Sud

La tarea del Blog de Mar del Sud, como ya se ha dicho en entradas anteriores, pretende ser un punto de encuentro y construcción de la historia de Mar del Sud y Centinela del Mar. Mucha gente se ha puesto en contacto y ha aportado cantidad de fotos y material de archivo. De esta manera se han podido mejorar y complementar las investigaciones del blog.
Karin Moschutz, seguidora del blog, apareció con una gran historia y montón de documentación que completan bastante los agujeros que tiene la historia de Mar del Sud en su etapa fundacional. Karin decidió contar su historia y la de su tatarabuelo de origen alemán Federico Kayser que, allá por 1895, compró unas tierras vírgenes en lo que hoy es una de las zonas más pobladas de Mar del Sud.

Hace un par de años,  junto a mi hermana y mi prima, heredé de una tía abuela un departamento junto con sus pertenencias. Vaciar la vivienda fue una tarea ardua y conmovedora. Repartimos entre nosotras lo que nos interesaba, regalamos lo que no nos servía y vendimos cantidad de cosas que tenían algún valor como antigüedad.
El verdadero tesoro apareció dentro de un armario del escritorio. Eran varias  cajas y sobres cubiertos de polvo. El envejecido  y  amarronado  papel me decían que estaban allí desde hacía décadas esperando que alguien los descubra. Dentro de los sobres, deterioradas por el paso del tiempo, había cantidad de fotos antiguas, postales, manuscritos, diarios de viaje, diplomas, medallas y demás cosas. Mirando todo este material, ¡Me di cuenta que tenía en mis manos el testimonio de la vida de mis tatarabuelos! ¡Documentos y fotos de más de 100 años de antigüedad de mis antepasados!




Aviso en alemán del diario Deutsche La Plata Zeitung en donde se promociona el Hotel Boulevard Atlántico para el público alemán en Argentina. Este aviso estaba entre la documentación que Karin descubriera en unos sobres.

Tomé de una de las cajas unas hojas amarillentas,  selladas y estampilladas que estaban escritas en prolija caligrafía con tinta y pluma. La intriga me llevó a leerlas:

“Escritura número ciento setenta y seis. En la ciudad de La Plata, Capital de la Provincia de Buenos Aires, á veinte y nueve de Agosto de mil ochocientos noventa y cinco. Ante mí el Escribano……., comparecieron por una parte don Fernando Schweitzer y por la otra los señores Carlos Nordmann y Federico Kayser……., vecinos de la Capital Federal,…..
…..que el señor Schweitzer dijo: que… vende a los señores Nordmann y Kayser trece manzanas de terreno y una fracción de manzana ubicadas en el partido General Pueyrredón antes, hoy General Alvarado, proyectado pueblo “Boulevard Atlántico”…
….las manzanas se componen de una superficie total de 7.499 metros cuadrados cada una…
….en cuya virtud se realiza la venta por el precio de ochocientos setenta pesos moneda nacional……”





Plano de Mar del Sud (Boulevard Atlántico) en cual figuran las manzana que adquirieron Nordmann y Kayser en 1895. Ver las marcadas en negro.

General Alvarado….Boulevard Atlántico…. ¿Mar del Sud?… ¡Mar del Sud!....
Inmediatamente vinieron a mi memoria las vacaciones de mi infancia y adolescencia en Miramar, durante las cuales hacíamos alguna excursión a Mar del Sud en días nublados y lluviosos. Recorríamos la calle principal y admirábamos el Hotel Boulevard Atlántico que contrastaba tanto con el resto del pueblo.
En la vieja escritura reconocí que uno de los compradores,  Federico Kayser,  era mi tatarabuelo de origen alemán. Me pregunté cómo había llegado él a comprar aquellos terrenos en un paraje tan alejado y solitario ¿Quién era su socio Carlos Nordmann?  ¿Habrán adquirido las tierras en Mar del Sud como inversión? ¿Para construir una casa para pasar los veranos en familia? ¿Y el resto de las manzanas, que en total eran como 10 hectáreas? ¿Para construir y vender? ¿Pretendían hacer del lugar un gran balneario? ¿Cómo llegaron hasta allí desde la Capital?



Primero desde la izquierda: Carlos Nordmann. Tercero desde la izquierda: Faderico Kayser. Ambos adquirieron tierras en Mar del Sud.

Necesitaba saber más. Por ejemplo, dónde exactamente estaban ubicadas esas tierras. Comencé a investigar  en Internet y me encontré con el blog de Mar del Sud titulado: “Donde sopla el viento”.  Escribí un mail a Laureano Clavero adjuntando una copia de la escritura y preguntándole si me podía ayudar a ubicar esas manzanas. En seguida se estableció una comunicación entre nosotros que también involucró a Pablo Grigera investigador de la historia de Mar del Sud y del Hotel Boulevard Atlántico. A  ellos les llamó la atención el nombre de Carlos Nordmann que era un conocido arquitecto de la época. Había construido importantes edificios en Buenos Aires y La Plata. La pregunta era por qué habían comprado tantas manzanas de terreno en ese lugar tan lejano e inhóspito. Laureano y Pablo imaginaron que fueron entregadas como pago por algo, ya que las pagaron con acciones de la Cia. Argentina del Riachuelo, propiedad de Carlos Schweitzer (fundador de Mar del Sud, poderoso banquero e inversionista de la época), y luego de su hermano Fernando.
Hace pocas semanas, en febrero de 2012, durante unos días de vacaciones en Miramar, regresé a Mar del Sud después de muchos años. Me encontré con Laureano en una tarde gris, lluviosa y ventosa. Él me llevó a recorrer las manzanas que hacía más de un siglo había comprado mi tatarabuelo. Era increíble pensar que todas esas tierras que hoy están construidas, alguna vez pertenecieron  a mi tatarabuelo y su historia en Argentina.





Karin Moschutz en una de las manzanas que perteneció a su tatarabuelo Federico Kayser. Mar del Sud. Febrero 2012

Karin Moschutz desea agradecer a Laureano Clavero y Pablo Grigera por la investigación sobre el pasado de su tatarabuelo.

Texto: Karin Moschutz y Laureano Clavero
Investigación: Pablo Grigera, Karin Moschutz y Laureano Clavero.
Material de archivo: Karin Moschutz y Pablo Grigera
Fotografía: Laureano Clavero. 







7 comentarios:

  1. Excelente articulo!!!!! El plano de MdS es distinto al actual? Saludos Marina

    ResponderEliminar
  2. Grigera uso un mapa antiguo para poder marcar exactamente las manzanas. Creo que alguna manzana pertene a La Escondida. Pregunta: ¿A quién compraron los terrenos? Porque poco después de 1895 se volvieron a vender. Jugarretas de la época.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quién los volvió a vender ?? Schweitzer ??

      Eliminar
  3. Muy buen articulo. Me encanta leer sobre las distintas propiedades de la argentina. Me dedico a la departamentos en venta capital federal

    ResponderEliminar
  4. que genia karin, siempre investigando y encontrando cosas nuevas!! ya habia leido el articulo pero hoy lo relei despues de volver de unas hermosas horas en las playas de mar del sur...

    ResponderEliminar
  5. Hola, estaba buscando un plano de Mar del Sud y me encontre con esta historia, no pude dejar de leerla hasta el final, excelente....

    ResponderEliminar